Rafael Latorre

Rafael Latorre

NUEVA REGULACION DE LAS IT

Asesoría LaboralPosted by Rafa Latorre Tue, July 22, 2014 20:05:38

NUEVA REGULACION DE LA GESTION Y CONTROL DE LOS PROCESOS POR INCAPACIDAD TEMPORAL

Se ha publicado en el B.O.E. del 21/07/2.014 el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, que regula determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración, dicha norma surtirá efectos a partir del próximo día 1 de septiembre de 2014.

La norma sustituye al Real Decreto 575/1997, de 18 de abril, y se centra en cómo realizar las declaraciones médicas de baja, confirmación de la baja y alta en los procesos de incapacidad temporal y la tramitación de los partes médicos respectivos, la forma de determinar la contingencia que la causa, los casos en que se deben emitir informes complementarios y de control, la procedencia de las propuestas de alta médica formuladas por las mutuas de accidentes de trabajo, el seguimiento y control de la prestación económica derivada de los procesos de baja por incapacidad temporal y de las situaciones de incapacidad temporal, la forma y requisitos de los reconocimientos médicos de los trabajadores que se encuentren en dicha situación y la instrumentación de cooperación y coordinación en la gestión de la incapacidad temporal entre los distintos organismos intervinientes.

¿De qué procesos de incapacidad temporal hablamos?

De todos los procesos de incapacidad temporal en los que se encuentren a partir del 1 de septiembre de 2014 quienes estén incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, por desarrollar un trabajo o actividad por cuenta ajena o propia, durante los primeros 365 días de su duración.

¿Cómo se llevarán a cabo las declaraciones médicas de baja y de confirmación de baja?

1) La declaración de baja médica la expedirá:

El médico del servicio público de salud que haya reconocido al trabajador afectado, en el correspondiente parte médico.

Los servicios médicos de la mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social cuando la causa de la baja médica sea un accidente de trabajo o una enfermedad profesional y el trabajador preste servicios en una empresa cuya gestión de la prestación por tales contingencias la tiene asociada a una mutua, o sea un trabajador por cuenta propia adherido a una mutua para la gestión de la incapacidad temporal derivada de las mismas contingencias. Igualmente expedirán los partes de confirmación de la baja o de alta.

2) La baja médica requiere el previo reconocimiento del trabajador.

A tal fin, el médico debe requerir al trabajador los datos necesarios para precisar la patología objeto de diagnóstico y su posible incapacidad para realizar su trabajo.

3) El servicio público de salud o mutua remitirá en el plazo de tres días, desde su expedición, por vía telemática al Instituto Nacional de la Seguridad Social (NSS) los datos personales del trabajador, los datos obligatorios del parte de baja -entre otros y como novedad, la duración estimada del proceso y fecha del siguiente reconocimiento médico.

4) Siempre que se modifique o actualice el diagnóstico, el médico emitirá un parte de confirmación con la duración estimada.

5) El INSS transmitirá al Instituto Social de la Marina y a las mutuas, de forma inmediata y en todo caso en el primer día hábil siguiente a su recepción, los partes de baja y de confirmación de la baja por contingencia común de los trabajadores cuya incapacidad temporal gestionen.

¿Cómo realizarán los facultativos la duración estimada del proceso?

Los facultativos que expidan la baja médica deberán hacer constar la duración estimada del proceso de incapacidad a cuyo, se les facilitarán tablas de duración óptima de los procesos patológicos y tablas sobre el grado de incidencia de dichos procesos en las actividades laborales, por otro se establecen cuatro grupos de procesos:

Procesos de duración estimada inferior a 5 días naturales: el facultativo emitirá los partes de baja y alta en el mismo acto médico, el trabajador podrá solicitar que se le realice un reconocimiento médico el día fijado como fecha de alta.

Procesos de duración estimada de entre 5 y 30 días naturales: el primer parte de confirmación se emitirá 7 días después, y los posteriores cada 14 días.

Procesos de duración estimada de entre 31 y 60 días naturales: el primer parte de confirmación se emitirá 7 días después, y los posteriores cada 28 días.

Procesos de duración estimada de 61 o más días naturales: el primer parte de confirmación se emitirá 14 días después, y los posteriores cada 35 días.

Hay que tener en cuenta que, en los procesos de incapacidad temporal gestionados por el servicio público de salud, la inspección médica o el médico de atención primaria expedirán un informe de control de la incapacidad. Y, además, en aquellos cuya duración prevista sea superior a 30 días naturales, el segundo parte de confirmación de baja irá acompañado de un informe médico complementario expedido por el mismo facultativo que extendió el parte anterior. Los informes médicos complementarios se actualizarán con cada dos partes de confirmación de baja posteriores. Informes y pruebas médicas a los que tendrán acceso los inspectores médicos.

Control del proceso desde el primer día de baja por, la MUTUA

Anteriormente la Mutua no podía intervenir hasta el 16º día de baja, pero ahora podrá dar su opinión del proceso desde el primer día de baja médica.

Como se ha indicado, el facultativo realizará, al igual que ahora, un reconocimiento médico al trabajador, previo a la baja, que le permitirá precisar la patología objeto de diagnóstico y su posible incapacidad para realizar su trabajo.

La consideración inicial de la contingencia podrá ser revisada a instancia motivada del servicio público de salud, el Instituto Social de la Marina o las mutuas, ante el INSS.

Si el trabajador acude al servicio público de salud con el informe médico inicial de la mutua que considera que la patología causante es común, puede ocurrir:

Que el servicio de salud emita parte de baja por contingencia común, ante lo cual el trabajador podrá formular reclamación por la consideración otorgada a la contingencia ante el INSS.

Que el facultativo que emita el parte de baja formule discrepancia frente a la consideración de la contingencia que otorgó la mutua.

En ambos casos se seguirá el procedimiento regulado en el artículo 6 del Real Decreto 1430/2009, de 11 de septiembre, que asimismo es modificado, sin perjuicio de que el parte médico produzca plenos efectos en el segundo caso.

La resolución que se dicte establecerá el carácter común o profesional de la contingencia, el sujeto obligado al pago de las prestaciones y la prestación de asistencia sanitaria, en su caso.

¿Quién emite y cómo se realizarán las declaraciones de alta?

Se distingue según la contingencia:

1) Procesos originados por contingencias comunes:

Los partes de alta los emitirán los facultativos o inspectores del servicio público de salud o los inspectores médicos del servicio público de salud, del INSS o del Instituto Social de la Marina que, inmediatamente y, en todo caso, en el primer día hábil siguiente, comunicarán a las mutuas los partes de alta de los trabajadores protegidos por ellas y éstas a la empresa.

Los médicos adscritos a las mutuas podrán formular propuestas motivadas de alta médica a las unidades de la inspección médica del servicio público de salud que, si no son resueltas en el plazo de 5 días (hasta febrero 2015 inclusive, 11 días), permitirán a la mutua solicitar el alta al INSS o Instituto Social de la Marina, que resolverán en 4 días (hasta febrero 2015 inclusive, 8 días).

2) Procesos originados por contingencias profesionales:

Los partes de alta los expiden los facultativos o inspectores médicos del servicio público de salud, los inspectores médicos adscritos al INSS o al Instituto Social de la Marina, o el médico de la mutua.

En el reconocimiento médico previo a expedir el último parte de confirmación antes del agotar los 365 días naturales, el médico deberá comunicar al interesado que el control del proceso pasará a la competencia del INSS o del Instituto Social de la Marina.

El alta médica extinguirá el proceso de incapacidad temporal del trabajador con efectos del día siguiente al de su emisión, sin perjuicio de que el trabajador reciba la asistencia sanitaria conveniente y con obligación de reincorporarse a su puesto de trabajo en esa misma fecha de efectos.

¿Cómo se tramitarán los partes médicos de baja, confirmación y alta?

El proceso básicamente será el siguiente:

El facultativo que expide los partes entregará al trabajador dos copias, una para él y otra para empresa.

2) El trabajador debe entregar a la empresa los partes de baja y confirmación en el plazo de tres días, y el de alta dentro de las 24 horas siguientes, si durante la baja médica finaliza el contrato de trabajo, el trabajador entregará las copias a la entidad gestora o la mutua.

3) Empresa, servicio de salud o mutua deben remitir al INSS los partes médicos de baja, confirmación y alta, mediante el sistema RED en el primer caso o por vía telemática en los otros dos.

El incumplimiento de esta obligación podrá dar lugar a que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social deje en suspenso la colaboración obligatoria de la empresa en el pago delegado de las prestaciones económicas por incapacidad temporal.

Requerimiento a los trabajadores para reconocimiento médico.

El INSS, el Instituto Social de la Marina o las mutuas podrán disponer que los trabajadores en situación de incapacidad temporal sean reconocidos por los inspectores médicos de las primeras o por los médicos dependientes de las segundas, citándoles con una antelación mínima de 4 días hábiles, advirtiéndoles que, de no acudir, se suspenderá cautelarmente la prestación hasta la justificación de la ausencia, o se extinguirá en caso de no justificarse.

Quedamos a su disposición para aclarar cualquier duda en referencia a la presente circular.

Dto. Laboral



  • Comments(0)//pensamientos.rafalatorre.es/#post7

RD LEY 8/2014 Laboral

Asesoría LaboralPosted by Rafa Latorre Mon, July 21, 2014 13:47:32

El Real Decreto-Ley 8/2014, que entró en vigor el 5 de julio de 2014, incluye novedades en materia laboral y fiscal de las cuales destacamos las siguientes:

RETENCIÓN del 15% en el IRPF para AUTÓNOMOS PROFESIONALES con menores rentas

Desde el 5 de julio de 2014, el porcentaje de retención sobre los rendimientos derivados de actividades profesionales en el IRPF, que con carácter general es del 21%, será del 15% cuando el volumen de rendimientos íntegros de tales actividades del ejercicio inmediato anterior sea inferior a 15.000 € y represente más del 75% de la suma de los rendimientos íntegros del trabajo y de actividades económicas obtenidos. Este porcentaje será del 7,5% cuando los rendimientos tengan derecho a deducción por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla. Para poder aplicar esta retención, los contribuyentes deberán comunicar al pagador de los rendimientos la concurrencia de dicha circunstancia, quedando obligado el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada.Incentivos contratación personas beneficiarias "SISTEMA NACIONAL DE GARANTÍA JUVENIL":

Pueden ser beneficiarios del Sistema los jóvenes mayores de 16 años y menores de 25, o menores de 30 en el caso de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 % y que no estén ocupados ni integrados en los sistemas de educación o formación, siempre que estén inscritos en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Establece una nueva bonificación mensual en la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social (TARIFA JOVEN) por la contratación indefinida de personas beneficiarias del Sistema, efectuada desde el 05-07-2014 y hasta el 30-06-2016, siempre que se cumplan determinados requisitos.

La reducción de la cuota empresarial por contingencias comunes por la contratación a tiempo parcial con vinculación formativa de jóvenes también se puede aplicar a las personas beneficiarias del Sistema.

También establece una bonificación adicional para los contratos en prácticas celebrados hasta el 30-06-2016 con personas beneficiarias del Sistema, para conseguir un incentivo del 100% en la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes durante toda la vigencia del contrato.

OTROS INCENTIVOS a la contratación:

Extiende las reducciones de las cotizaciones empresariales por contingencias comunes a la Seguridad Social por contratación indefinida previstas en el Real Decreto-Ley 3/2014 a las personas que se incorporen como socios trabajadores o de trabajo de las cooperativas, o como socios trabajadores de las sociedades laborales.

A partir del día 1 de agosto de 2014, las prácticas curriculares externas realizadas por los estudiantes universitarios y de formación profesional, que tienen el carácter exclusivamente de asimilados a trabajadores por cuenta ajena a efectos de su integración en el Régimen General, tendrán una bonificación del 100% en la cotización a la Seguridad Social.

Para cualquier aclaración o ampliación pueden contactar con nuestro despacho.

Atentamente,



  • Comments(0)//pensamientos.rafalatorre.es/#post6

La anarquía de la administración

Asesoría LaboralPosted by Rafael Latorre Thu, September 19, 2013 17:19:23
El gobierno dictó un Real Decreto en el cual se establece la mal llamada tarifa plana del autónomo, en este se dice que se establecen las siguientes bonificaciones para los autónomos:

a) Una reducción equivalente al 80% de la cuota durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.
b) Una reducción equivalente al 50% de la cuota durante los 6 meses siguientes al período señalado en la letra a).
c) Una reducción equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses siguientes al período señalado en la letra b).
d) Una bonificación equivalente al 30% de la cuota en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción.

Las condiciones para las anteriores bonificaciones son , los trabajadores por cuenta propia que tengan menos de 30 años de edad y que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los cinco años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta, en el Régimen Especial de la Seguridad Social.

Lo cual es una gran mentira en cuanto a lo que decían de tarifa plana de 50 € puesto que los 50 € es por las cuotas de las contingencias comunes mientras que hay que pagar alrededor de unos 25 € por las cuotas de incapacidad temporal. Pero resulta, que dentro de la Seguridad Social se ha realizado una circular, por la cual no se puede acceder a la subvención si se da de alta un autónomo que es administrador de una sociedad limitada.

Ante esto me surge la duda, ¿son las circulares de mayor valor que la ley?, Parece ser que si, que para la Seguridad Social sus condiciones son superiores a la ley, lo cual es jurídicamente imposible, pues las circulares internas no son fuentes del derecho.

Por lo cual, lo único que nos queda es acudir al orden jurisdiccional, puesto que los funcionarios van a aplicar la circular interna, y los recursos los denegarán, lo cual hace que para poder interponer una reclamación judicial, primero haya pagar la deuda, más abogado, procurador y tasas judiciales, por lo que es imposible que sea rentable la discusión judicial con la administración, puesto que las tasas no van a ser devueltas aunque se gane el proceso judicial.

Todo ello hace que hoy por hoy sea todo al contrario de como debería ser, el gobierno legisla y la administración la adapta a su gusto, modificando la Ley a su conveniencia y casi sin posibilidad de poder discutirse legalmente, pues se aprovechan de que los importes son siempre inferior al coste de la reclamación, lo que hace que los ciudadanos tengamos una gran indefensión ante la administración, conculcando nuestros derechos fundamentales.

Rafa Latorre.



  • Comments(0)//pensamientos.rafalatorre.es/#post0